Consejos útiles para una vida feliz

Independientemente de que rente/alquile o sea propietario, usted puede ahorrar fácilmente en sus gastos energéticos. Utilice estos consejos para incrementar la eficiencia y la seguridad, de forma conjunta.

Calefacción y refrigeración

Estos consejos relativos a calefacción y refrigeración mantendrán su hogar confortable y las facturas asequibles.

  • Instale un termostato programable.
  • Fije los termostatos en 78 grados en verano y 68 grados en invierno.
  • Mantenga las rendijas de ventilación abiertas para incrementar la circulación.
  • Utilice ventiladores para enfriar su hogar.
  • Lleve a cabo las tareas rutinarias de servicio de su sistema de aire acondicionado y calefacción dos veces al año (se recomienda en la primavera y el otoño).
  • Compre sistemas que tengan una Calificación de Eficiencia Energética Estacional (SEER) de 16 y Calificación de Eficiencia Energética (EER) de 12.
  • Limpie o reemplace los filtros de aire una vez al mes.

Aislamiento

El aislamiento apropiado evita la pérdida del aire caliente/frio.

  • Aísle su ático para reducir las necesidades de calefacción y refrigeración hasta en un 30 por ciento.
  • R-30, o aproximadamente 9 a 14 pulgadas, es el mínimo recomendado para áticos.

Iluminación

Estas brillantes ideas son fáciles de implementar y también sirven para ahorrar dinero.

  • Cambie a luces LED. Las luces LED calificadas con ENERGY STAR® utilizan únicamente el 20–25% de energía y duran hasta 25 veces más que las bombillas incandescentes tradicionales que reemplazan.
  • Utilice luz natural para iluminar su casa. ¡Es gratuita!

Fugas de aire

No deje que los gastos de calefacción y refrigeración se escapen por las grietas.

  • Preste atención a estas señales de que sus conductos no están funcionando correctamente:
    • Resulta difícil calentar o enfriar las habitaciones.
    • Sensación sofocante en sus habitaciones.
    • Usted encuentra que su conducto flexible de aire acondicionado está enredado o tiene orificios.
  • Selle las fugas de aire con un aislante o sellador.
  • Instale juntas de espuma detrás de las salidas y cambie las placas en las paredes exteriores para evitar que el aire se escape. 

Puertas y ventanas

Cierre la puerta a las pérdidas energéticas y abra la puerta a ahorros adicionales.

  • Selle y calafatee alrededor de ventanas y puertas – un hueco de tan sólo un cuarto de pulgada puede dejar entrar aire como el tamaño de una pelota de softball.
  • Instale modelos de ventana calificados con ENERGY STAR® y de baja emisividad para reflejar luz infrarroja y controlar los gastos de calefacción/refrigeración. 
  • Instale pantallas solares en lugar de ventanas para ahorrar incluso más.

Electrodomésticos/equipos electrónicos

Desenchufe y actualice los equipos para reducir su factura energética – ¡los equipos electrónicos y electrodomésticos dan cuenta del 20 por ciento!

  • Reemplace los electrodomésticos viejos por modelos con calificación ENERGY STAR®.
  • Desenchufe los equipos electrónicos (es decir, cargadores, computadoras) cuando no se estén utilizando para incrementar la seguridad y los ahorros.

Agua

Absorba ahorros efectuando pequeños cambios en el sistema de agua de su hogar.

  • Arregle los grifos/canillas para ahorrar galones de agua cada día.
  • Fije la temperatura de su calentador de agua en 120 grados para reducir el calentamiento de agua.
  • Aísle los conductos de su calentador de agua y los conductos de calefacción y refrigeración para reducir la pérdida de calor en un 25-40 por ciento. 

Árboles

Una elección natural. Los árboles ahorran energía y son mejores para el medio ambiente.

  • Plante árboles a una distancia de 35 pies de su casa y 25 pies de las líneas eléctricas para mejorar la eficiencia de forma segura.
  • Los árboles de hoja caduca proporcionan sombra a su casa en verano y ayudarán a calentar su hogar en invierno dejando pasar la luz.

¿Quiere más consejos? Visite estos sitios y obtenga todavía más ahorros: